¡Te pesqué, canijo!

Este cuervito me trajo de aquí para allá a su antojo, escondiéndose tras los árboles y brincando de un lado para el otro.  La luz estaba muy poco cooperativa (contrastes muy fuertes de luces y sombras) y yo tratando de enfocar y de ver en el visor algo que tuviera coherencia.  No creí que lo hubiera captado porque se encontraba lejos y tuve qué utilizar el zoom, pero bueno, considerando las condiciones, no quedó tan mal.  Más que nada me alegra porque hoy capturé (para la posteridad) a este oscuro animal astuto y a otro maravilloso, un lagarto tomando el sol que compartiré contigo enseguida.  Los cuervos son animales sorprendentes por su compleja inteligencia.  Me fascinan, me caen muy bien y no son fáciles de retratar.  Aquí este pequeño regalito para ti, que me estás siguiendo.  Gracias por ello de verdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s