Las cuadraturas Urano-Plutón y su trascendencia. (Diana Westrup).

Desde el 2012 los planetas Urano y Plutón han tenido siete alineaciones a 90 grados entre sí, llamadas en términos astrológicos “cuadratura”.  Ayer 16 de marzo se dio la última de estas alineaciones hasta dentro de muchos años.  Los astrólogos coinciden en el hecho de que estas configuraciones planetarias pronostican cambios de gran trascendencia para la humanidad toda.

En 1965 y 1966 se dio la configuración de la conjunción entre estos dos planetas lentos.  Los cambios que se dieron en los años sesenta de hecho se produjeron mayormente a partir del 1967 y hasta 1971 más o menos.  Esta era de transformaciones en todos los órdenes se puede atribuir, astrológicamente, a la influencia de la conversación entre Urano y Plutón.

Tanto Plutón como Urano representan cambios.  La energía de Urano, el Despertador, se asemeja a aquella de un relámpago.  Es de naturaleza eléctrica y es la descarga súbita de energía sin mediar un proceso.  La energía Plutoniana es la de una aplanadora que destruye todo a su paso… para reconstruir.  Combinados en un ·diálogo” no muy amistoso (la cuadratura)  Urano en el impetuoso e impaciente signo de Aries busca liberarse de todas las ataduras que Plutón, que representa el poder, quiere imponerle a golpe de tradición y de estructura, de gobierno y de institución que representa Capricornio, signo por donde lentísimamente transita Plutón actualmente.  Urano busca lo nuevo en Aries, Plutón se resiste al cambio al estar en el signo del gobierno y las instituciones, lo añejo y lo decrépito que debe caer y cambiar.

Este es el predicamento en el que se encuentra el mundo entero.  El 20 de marzo, el próximo viernes, ocurrirá un eclipse total de Sol a 29 grados 27 minutos del signo de Piscis.  Se produce unas horas antes del equinoccio de primavera del hemisferio norte.  Podrá observarse en su fase total en el norte de Europa y en otras partes del mundo.  Debido a que se produce en el último grado del último signo del zodíaco (Piscis) se le considera una especie de “conclusión” a asuntos que se han venido sucediendo en los últimos años y esotéricamente los astrólogos  le conceden el valor de un verdadero parteaguas en la conciencia colectiva.

Hace muchos años, el 1455, se produjo la conjunción de Urano y Plutón anterior a la de 1965-66.  ¿Qué sucedía entonces?  Gutenberg imprimió la primera Biblia.  El invento de la imprenta cambió la historia humana.  En 1965-66 se popularizaron las computadoras para uso personal.

Las transformaciones que están ocurriendo ahora serán transcendentes y su efecto se apreciará en los próximos años de manera más marcada.  Es el efecto de reverberación de los grandes aspectos (ángulos) entre los planetas más distantes de nuestro sistema solar.  Tal vez en este momento no percibas con claridad estos cambios en lo externo y en lo interno.  Pero todo se transformará de manera notable.  Vivir con conciencia nos ayudará a adaptarnos de la mejor manera a estos cambios que se avecinan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s