Estas semillas las germiné manteniéndolas húmedas…

en un colador de cocina de plástico…  Cada que me acuerdo las enjuago con agua purificada y les sale una “collita”

que es la plántula que viene creciendo…

Es muy importante utilizar tierra sin fertilizantes ni pesticidas, lo más orgánica posible.  Realmente sirve sólo como sustrato y no tanto para nutrir la plantita.  Una vez que el tallito y las dos primeras hojitas han brotado, se ponen un rato a la luz solar indirecta (si no se queman) y se dejan hasta que se ponen verdes por la fotosíntesis, produciendo clorofila de primera calidad, alimento insustituible para el ser humano.  La molécula de la clorofila es prácticamente igual a la de la hemoglobina con la diferencia de que esta, molécula de la sangre, contiene hierro en el centro de su configuración, mientras que la clorofila tiene magnesio en el corazón de su molécula.

Es fácil conseguir las semillas de girasol.  Las venden a granel en el supermercado o en la sección de alimentos para animales, porque se las dan a las aves como los loros.  Son muy económicas, además.

Si no puedes consumir todo lo que cosechaste, guarda tus contenedores, con todo y tierra, en la parte baja de tu refrigerador.  Sólo aletargas el metabolismo de la planta y así crece más lentamente y no se echarán a perder por crecer más de la cuenta (para este propósito, por supuesto).

Tal vez se los puedas enseñar a tus niños…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s