Mi hamaca…

la gente de la península de Yucatán concibe, nace, ama y muere en su hamaca.  Es una de las cosas más bellas de la región porque es muy cómoda, fresca, no ocupa lugar y se instala en un momento.  Permite disponer de camas instantáneas para los parientes que llegan sin avisar…  Eso sí, hay que usar “pabellón” para los zancudos, chaquistes, tábanos y demás chinchulines…

Son deliciosas para dormir y para otros menesteres.  No entraré en detalles… jajaja

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s