¿Y AHORA CÓMO ME LOS COMO?

Crudos.  Puedes incorporarlos a un guiso caliente si así lo deseas, pero añádeselos una vez terminada la cocción pues no la necesitan, de verdad.

En una ensalada el sabor de los germinados de girasol resaltará deliciosa y delicadamente.  No puedo describirte su sabor porque es muy distintivo.  Pocas personas los han probado, al menos en México, porque no se distribuyen comercialmente.  Sólo a nivel gastronómico muy a pequeña escala.  A mí me fascinan (mmm) con tortillita de maíz, aguacatito, salsita de soya, germinaditos de girasol…  (los mexicanos todo lo decimos chiquito, que me perdonen en otros países… jajaja…).

Te invito entusiastamente a que lo intentes.  Tal vez te encanten como a mí y quieras seguir cultivándolos, en menos de una semana están listos para comerse, aún en climas fríos.

Consulta el YouTube, hay muchos videos si es que quieres hacerlo a nivel comercial.  El campo está abierto a tu iniciativa…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s