En esta toma…

se nota el “chorizo”  de barro pegado a la pieza…  si te fijas puedes ver las rayas que deja la segueta que utilizo para alisar la superficie exterior de la olla.  Esta herramienta sencilla “peina” la mezcla del barro y la hace uniforme.  De esta manera se integra perfectamente para evitar dejar burbujas, las cuales hacen que la pieza reviente al momento del cocimiento.  Al secarse la pieza esas rayas de la segueta van a desaparecer en el proceso de lijado.   Para esto utilizamos lijas de diferentes grosores.

Como puedes ver, cada pieza de cerámica Paquimé lleva varios procesos, todos delicados y laboriosos.  Hay quien piensa que esto es una tremenda flojera.  A mi me apasiona cada una de las etapas por una única razón:   Es meditación en movimiento…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s